Publicado el

Cómo ahorrar datos en tu móvil #Android: 3 formas fáciles #curiosidades #tecnologia

El uso de los móviles cada vez es más intenso y eso suele afectar a las tarifas de datos que contratamos. Cuando tenemos una cobertura Wifi porque estemos en casa, el trabajo o algún local no suele haber problema pero si estamos con datos mucho tiempo podemos lamentarlo a final de mes.

Es por eso que la mayoría de móviles Android, al menos los que tienen Android 7.0 o superior, vienen con un gestor de datos que nos permite ahorrar.

Pero incluso si queremos evitar el gasto de datos de manera más agresiva podemos apagar los mismos sin tener que recurrir a funcional pro drástico modo avión.

Prohibir uso de datos en segundo plano

La primera opción, la menos agresiva de todas, es la que permite a una aplicación acceder a los datos móviles siempre que sea la que estamos usando en primer plano. Si la minimizamos o cerramos dejará de poder conectarse.

Esto evitará que consuma datos pero también impedirá por ejemplo que mire si hay notificaciones.

Prohibir uso de datos en segundo plano

Para activar esta opción hemos de ir a Ajustes -> Uso de datos -> menú superior -> Ahorro de datos (o Economizador) y activamos el botón.

Si queremos podemos permitir sólo a algunas aplicaciones que se conecten el la opción de “Acceso a datos no restringidos”.

Obligar a conectarse sólo con Wifi

Otra opción que tenemos es forzar a algunas aplicaciones a que sólo tengan permiso a conectarse a Internet cuando haya una conexión Wifi disponible.

Obligar a conexión en Wifi

Para eso vamos a Ajustes -> Uso de datos -> menú superior -> Control de uso de datos y activamos la opción Sólo Wifi en las aplicaciones que queramos.

Desactivar los datos

Como último recurso, si queremos mantener activa la línea telefónica pero por ejemplo nos hemos ido de viaje a un país donde el roaming es muy caro y no queremos hacer uso de los datos podemos desactivarlos.

Desactivar los datos

Para ello vamos a los Ajustes ->SIM y Red -> Datos móviles y desactivamos el botón.

Podríamos hacer lo mismo con el modo avión pero eso inhabilitaría también la conexión Wifi y el Bluetooth y quizás los queramos usar.

Fuente: El Android Libre

Publicado el

¿Es tuyo el contenido que subes a las redes sociales? #curiosidades #tecnologia

¿Te has preguntado alguna vez si te pertenece todo lo que subes a las redes sociales? Parece que la respuesta directa sea un sí, pero no es estrictamente así.

Las redes sociales no se llamarían de esta manera si no permitiesen el contacto público a las personas que habitan en ellas. Remarquemos lo de público porque todo lo que subimos a las redes lo puede ver cualquiera; siempre que no tengamos cuenta privada o candado. Y entonces surge una duda: ¿nos pertenece todo ese contenido?

La respuesta corta sería decir que sí: somos los dueños legítimos de todo el material que subimos. O lo que es lo mismo: una vez queda registrado con una hora y fecha que se puede demostrar, las imágenes, vídeos, comentarios… nos pertenecen en propiedad. Pero más allá de aquí entran los matices ya que no son nuestros los derechos de explotación.

Las redes sociales pueden hacer casi lo que quieran con el contenido que subes

¿Es tuyo el contenido que subes a las redes sociales?

Por norma general todas las redes sociales y aplicaciones en las que se sube contenido de manera pública poseen los mismos contratos de uso. Podríamos decir a grandes rasgos que les cedemos los derechos de explotación del contenido y que nunca podremos pedirles réditos económicos a cambio. Siempre manteniendo la propiedad de nuestro contenido.

En Gizmodo hacen un espectacular recorrido por Facebook, Twitter, Instagram y otras redes sociales similares para bucear en los términos y condiciones de servicio. Como constatan ellos, y he constatado yo mismo, todas mantienen al autor del contenido como su propietario, pero especifican que el uso de todo el contenido publicado pertenece a la empresa que ofrece el servicio.

¿Es tuyo el contenido que subes a las redes sociales?

No significa que las redes sociales vayan a lucrarse directamente con todo lo que publicamos ya que no utilizarán las imágenes como soporte para una campaña publicitaria ni una actualización de estado como eslogan, pero sí podrían usarlo para, por ejemplo, promocionar los servicios. Con un añadido importante: para que el resto de usuarios vea lo que publicamos las redes sociales se han de asegurar de que tienen los derechos necesarios para publicar el contenido en todas las cuentas manteniendo la opción de compartirlo.

Una red social necesita los derechos de uso para que el resto de usuarios vea el contenido

Esta es una de las claves por la que no nos pertenecen los derechos de explotación: una red social se basa en los contactos entre personas, por lo que necesita utilizar lo que subimos para que aparezca en los muros y timelines de los usuarios. Sin que esto cierre la puerta a la utilización económica del contenido ya que legalmente están autorizadas para ello.

Eres el propietario de tu contenido, pero…

¿Es tuyo el contenido que subes a las redes sociales?

Entrar en las condiciones que firmamos cada vez que nos abrimos una cuenta supone armarse de paciencia; también implica conocer el lenguaje enrevesado. Todos los acuerdos de uso suelen estar escritos en términos legales, algo que hace sumamente complicado su entendimiento. Algunos portales, como Facebook, han aligerado la dificultad del texto. Aquí hay un extracto de sus condiciones.

“Nos concedes una licencia no exclusiva, transferible, con derechos de sublicencia, libre de regalías y aplicable en todo el mundo para utilizar cualquier contenido de PI (con propiedad intelectual) que publiques en Facebook o en conexión con Facebook”.

Lo que viene a decir es que sí, el contenido es tuyo, pero podemos hacer lo que queramos con él sin que pongas ningún impedimento. Y sin que percibas un retorno económico a cambio, por supuesto. Y lo peor es que el acuerdo no finaliza si alguien ha compartido tu contenido por más que tú lo elimines o cierres la cuenta.

“Esta Licencia de PI (propiedad intelectual) finaliza cuando eliminas tu contenido de PI o tu cuenta, salvo si el contenido se compartió con terceros y estos no lo eliminaron”.

El resto de redes sociales va en línea de lo que remarca Facebook. Si nos fijamos en las condiciones de Twitter:

Usted conserva sus derechos sobre cualquier Contenido que envíe, publique o muestre a través de nuestros Servicios. Lo que es suyo, es suyo: usted es el dueño de su Contenido (y de las fotos y vídeos que formen parte del Contenido).

Aquí la red social remarca nuestra propiedad de todo lo que subimos. “Lo que es suyo es suyo”, dice. Hasta el momento de llegar a los derechos de autor.

“Al enviar, publicar o mostrar Contenido a través de los Servicios, nos otorga una licencia mundial, no exclusiva, libre del pago de derechos (con derecho a sublicencia) para usar, copiar, reproducir, procesar, adaptar. modificar, publicar, transmitir, mostrar y distribuir dicho Contenido en todos y cada uno de los medios de comunicación o métodos de distribución posibles”.

Vamos, que legalmente Twitter tiene permiso para hacer lo que le salga del pájaro con nuestro contenido. Y ojo, que no limita el medio: cualquier método de distribución posible. ¿Que hemos subido una foto de nuestro hijo? Puede publicarla en una revista sin que nos podamos quejar o reclamar derechos. No lo va a hacer, pero el derecho lo tiene.

Deberíamos tener conciencia de todo lo que subimos a la red

¿Es tuyo el contenido que subes a las redes sociales?

Hemos visto que el contenido nos pertenece y no casi a la vez. Haciendo un chiste, podríamos decir que todo lo que subimos a las redes es como el contenido de Schrödinger: es nuestro pero pueden hacer lo que quieran con él sin pedirnos permiso. Y deberíamos tomar conciencia de ello ya que cualquier cosa que subamos no solo estará en Internet para siempre, también es susceptible de utilizarse.

Piensa que cualquier cosa que subas puede quedarse en Internet para siempre

Hemos ido cediendo nuestra privacidad hasta que casi dejó de existir. No es cuestión de obsesionarse ni tampoco de convertirse en un ermitaño social, pero sí creo que resulta necesario valorar qué subimos y con qué frecuencia lo subimos. Fotos demasiado personales, datos que permitan localizarnos y, algo importante, detalles de personas que no nos han dado permiso estricto. Cuida tus redes sociales y te cuidarás a ti también.

Ya lo sabes: las redes sociales pueden hacer lo que se les antoje con tu contenido. Aunque eso sí, siempre será tuyo por más que aparezca en mil sitios. Qué consuelo…

Fuente: El Android Libre

Publicado el

¿Lo que digas en #WhatsApp puede ser delito? #curiosidades #seguridad

as aplicaciones de mensajería instantánea resultan de especial utilidad para mantener el contacto con todo tipo de personas. WhatsApp es la más utilizada en España. Una de las ventajas es la libertad que tenemos para expresar nuestras opiniones sobre todo tipo de temas al ser conversaciones privadas. Pero, ¿es delito insultar en un chat privado de WhatsApp? ¿Puede llegar a tener algún tipo de repercusión las palabras que escribimos en esta plataforma?

Nadie niega el potencial de las nuevas tecnologías y las formas de comunicación, pero no por ello hemos de perder de vista la posible utilización negativa de las mismas. Casos recientes como los insultos proferidos a Manuela Carmena, la alcaldesa de Madrid, en un grupo de WhatsApp por agentes de la policía han reabierto el debate sobre dónde se sitúan los límites legales que giran en torno a la privacidad.

La aparente libertad absoluta para expresar nuestras ideas y opiniones nos permite mostrarnos tal como somos cuando utilizamos estas plataformas. Sin embargo, podemos estar entrando en terreno fanganoso. Hasta tal punto que podemos ser juzgados por nuestros comentarios en WhatsApp. La primera recomendación es obvia, pensar dos veces antes de escribir un mensaje en los servicios de mensajería instantánea.

La rapidez y la inmediatez son las principales características de estas plataformas pero pueden volverse en nuestra contra en el momento más insospechado. La razón no es otra que todo lo que escribas en WhatsApp puede ser juzgado, incluso tratándose en un chat privado.

Tal como explican en El Mundo, determinados mensajes (de odio y de violencia) y contenidos compartidos (pornografía) en ciertos chats puede estar incurriendo en delitos de derecho a la intimidad, a la imagen, al honor, al secreto de las comunicaciones y la protección de datos. Unos límites entre ambas partes que se vuelven confusos con la llegada de las nuevas tecnologías.

Volviendo al ejemplo de los mensajes contra Carmena escritos en un chat privado de WhatsApp por tres policías donde estaban presentes otros 200 agentes – algunos de los cuales ni se conocían-, el juez de Madrid que está con el caso considera que sí existen indicios de una supuesta comisión de un delito de odio y de un delito de injurias. Al margen de la Justicia han sido suspendidos temporalmente de sus funciones y se les ha retirado el arma y la credencial reglamentaria.

En el grupo bautizado como 10 años y Turno de noche, calificaban a la alcaldesa de Madrid como «vejestorio despreciable» y deseaban que hubiera sido asesinada en el atentado de la calle Atocha (ocurrido en 1977). Además de ella, también reconocidos periodistas eran insultados junto con alabanzas a Hitler.

Sin embargo, no todo el mundo coincide con que los insultos en WhatsApp sean delito. Sin ir más lejos, la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) considera que las conversaciones pertenecen al ámbito privado y que se «ha violado la intimidad de los policías» al hacerse públicas por parte de otro compañero, quien presentó una denuncia el pasado 13 de noviembre.

Según diversos abogados, la diferencia se encuentra entre los conceptos «que exista un público» y que «el espacio sea público» – tal como matiza el letrado Javier de la Cueva, especializado en Tecnología. Para posteriormente añadir que «la interpretación de los tribunales debería ser expansiva en cuanto al ejercicio de los derechos y restrictiva en cuanto a la interpretación del delito».

Para el abogado Pablo Fernández Burgueño, la privacidad se centra en el círculo íntimo compuesto por familiares y amigos, mientras que los grupos de WhatsApp desprivatizados son aquellos creados por administraciones públicas, empresas y aquellos con gran número de profesionales de un perfil similar. Dicho con otras palabras, no es delito en WhatsApp lo que pongas en el chat de tu familia o en el de tus amigos pero sí en del Ayuntamiento de tu pueblo o en el del trabajo.

Por su parte, la Agencia Española de Protección de Datos hace diferencia entre ser una persona de perfil público – como Burgueño con más de 7.000 seguidores en Twitter – y una persona de un carácter menos mediático poniendo el foco de atención en el número de personas que pueden ver ese mensaje, no tanto el contenido del mismo.

Mientras continúa el debate te recomendamos extremar las precauciones y tener cuidado a la hora de realizar insultos en WhatsApp para evitar ser acusado por delitos de odio.

Fuente: computerhoy

Publicado el

Como enviar #fotos sin perder calidad en #Whatsapp, #Telegram o #Messenger #curiosidades #tecnologia

Cada vez que adjuntas una imagen en un chat esta se comprime, da igual la aplicación de mensajería que utilices. Pero hay una manera de que las imágenes se envíen sin comprimir: adjuntarlas como archivo.

Enviar contenido multimedia fue lo siguiente a escribirnos solo con texto: las aplicaciones de chat han evolucionado hasta ser unas herramientas de intercambio de contenido. No importa la que utilices, seguro que, como mínimo, puede enviar texto, vídeo, audio e imágenes. Normalmente con una “pega”: dicho contenido se comprime para que gaste la menor cantidad de datos posible; perdiendo con ello una notable calidad.

¿Quieres enviar tus fotos tal y como están en la galería, sin que la aplicación la comprima en el proceso? Afortunadamente es algo posible con la mayor parte de aplicaciones populares. Ahí está WhatsApp, Telegram… Y Facebook Messenger, aunque con truco: solo se puede desde la ventana lateral de la web.

Empecemos por las más importantes: esta es la mejor manera de enviar imágenes cuando quieres que la otra persona las reciba en su máximo esplendor.

Cómo enviar fotos por WhatsApp sin que pierdan calidad

Cómo enviar fotos por WhatsApp, Telegram y Messenger sin que pierdan calidad

Ya adelantábamos antes la manera ya que el truco esté en adjuntar las fotos como archivo en lugar de enviarlas desde el acceso directo de las imágenes. Este es el proceso a seguir:

  • Pulsa sobre el icono del clip.
  • Aprieta en “Documento“.
  • Entra en “Buscar otros documentos” y usa el explorador de tu móvil para ir hasta la galería de imágenes.
  • Elige las fotos que desees y envíalas: la otra persona las recibirá sin perder nada de calidad.

Cómo enviar fotos por Telegram sin que la aplicación las comprima

Cómo enviar fotos por WhatsApp, Telegram y Messenger sin que pierdan calidad

El método es el mismo que en WhatsApp: solo hay que adjuntar las imágenes en forma de archivo. El uso de la compresión para el envío normal de imágenes tiene toda su lógica: a pesar de que se pierde mucha calidad, el peso se reduce tanto que de esa manera se ahorran muchos datos. Pero no es eso lo queremos, sino enviar las fotos sin perder calidad. Y así se hace.

  • Entra en el chat que desees y pulsa en el clip.
  • Elige “Archivo“.
  • Busca la galería de imágenes con el explorador y adjunta las que desees.

Cómo enviar fotos por Facebook Messenger sin que pierdan calidad

Aquí nos tropezamos con un problema ya que la aplicación móvil de Messenger permite adjuntar imágenes, pero no enviar archivos; por lo que todas las fotos perderán calidad al comprimirse. Pero hay una manera de solventar este inconveniente: utilizar el chat lateral de la web.

Puedes usar un navegador web y enviar las fotos sin comprimir utilizando el clip que aparece en la parte inferior de cada chat. Pulsas en archivo y eliges la foto, el proceso es exactamente el mismo que en WhatsApp y Telegram. ¿Que no tienes un ordenador? Puedes usar el navegador de tu móvil activando la versión de escritorio. De esa manera tu Facebook cargará la ventana lateral de conversación y podrás completar el proceso.

Fuente: elandroidelibre

Publicado el

Scewo, la silla de ruedas capaz de subir y bajar escaleras #curiosidades #tecnologia #salud

Dentro de muy poco tiempo personas que tienen movilidad reducida ya no tendrán que volver a preocuparse de uno de los principales obstáculos de calles y edificios, porque esta silla de ruedas es capaz de subir y bajar escaleras fácilmente y sin ayuda de terceras personas. Gracias a ella, los usuarios pueden superar sin problema las barreras arquitectónicas para gozar de una mayor independencia.

Si eres lector habitual de Computerhoy.com, es posible que recuerdes Scalevo, una silla de ruedas revolucionaria que fue uno de los primeros modelos en demostrar que podía subir y bajar escaleras. El proyecto lo puso en marcha un equipo de estudiantes del Instituto Federal de Tecnología de Suiza en colaboración con la Universidad de las Artes de Zurich en el año 2015. Ahora, dos años después, el prototipo ha evolucionado y ha pasado a llamarse Scewo.

Los desarrolladores de Scewo señalan que todavía se encuentra en fase de prototipo, pero aunque aún no se trata de un producto terminado podemos ver que presenta muchos avances y beneficios para las personas con movilidad reducida.

La silla de ruedas del futuro combina un diseño cuidado y tecnología de última generación para superar cualquier obstáculo que un usuario se pueda encontrar en su camino en el día a día. Está compuesta por dos ruedas grandes equipadas con un sistema de autoequilibrio para rotar sobre el terreno con facilidad. No obstante, lo más llamativo es su mecanismo de oruga que le permite ascender y descender por las escaleras, así como salvar bordillos, pendientes empinadas y otros obstáculos similares.

Para el pasajero, el funcionamiento no podía ser más sencillo. Lo único que hay que hacer es pulsar un botón y Scewo cambiará al modo de escalera, para el que despliegue el sistema de oruga que otorga una mayor tracción al vehículo. Todas las maniobras son ágiles gracias al joystick incorporado, y el sistema también se puede controlar mediante cambios en el peso corporal. Además del modo de subir o bajar escaleras, también tiene con un modo para superficies resbaladizas, un modo seguro y una opción para elevar al usuario.

El equipo continuará trabajando en la optimización del prototipo. El trabajo está casi listo y se espera que llegue al mercado a finales de 2018.

Fuente: computerhoy

Publicado el

En Japón ya hay una compañía que paga a sus empleados con #Bitcoin #curiosidades #tecnologia

Burbuja o no, el fenómeno de las criptomonedas, en especial Bitcoin, está siendo toda una locura, tan sólo hay que mirar lo que pasó durante el fin de semana cuando llegó a los 20.000 dólares, doblando su valor en sólo 19 días. Sin embargo, la mayoría de la gente está usando Bitcoin y otras criptoidivisas más como una inversión que como un método de pago, pero en Japón quieren cambiar esto.

GMO Internet es una compañía japonesa que en febrero de 2018 comenzará a pagar con Bitcoin a aquellos empleados interesados, esto como una forma de familiarización con este tipo de divisas, con lo que esperan que se cree un efecto de «evangelización» hacia otras personas.

Japón quiere que dejen de invertir y empiecen a usar Bitcoin

GMO Internet se encarga actualmente de operar negocios basados en la web, los cuales van desde finanzas, publicidad, hasta infraestructura, además de que también se encarga de ayudar a las personas en transacciones de Bitcoin, con compra, venta e intercambio.

Se considera que Japón es uno de los pioneros en la implementación de negocios que aceptan Bitcoin, pero curiosamente es el país con menos tasa de uso, ya que muchos sólo están invirtiendo en esta criptomoneda. Por ello, algunas compañías se están planteando pagar a sus empleados con algún tipo de criptodivisa, lo que en teoría ayudaría a impulsar este tipo de economía.

Bitcoin Japan

Los empleados de GMO Internet tendrán la opción de cobrar parte de su salario en Bitcoin, no será obligatorio y habrá un limite. Por ejemplo, sólo podrán recibir en Bitcoin un máximo de 890 dólares al mes, mientras que el mínimo será de 88 dólares. Adicional a esto, aquello que elijan recibir una fracción de su salario en Bitcoin recibirán un 10% más como bonificación por haber entrado al programa.

La opción está abierta para cualquiera de los 4.000 empleados de la compañía y esto también servirá para que GMO Internet pueda echar a andar su nuevo negocio de minería de criptodivisas, donde los empleados que hayan entrado al programa se podrán incorporar a este nuevo negocio de minería donde tendrán la posibilidad de hacer crecer su dinero.

GMO Internet cree que con esta decisión harán que nuevas compañías ofrezcan esta opción a sus empleados y así se pueda fomentar un crecimiento de Bitcoin en Japón, no sólo en inversiones, sino en el uso diario.

Fuente: xataka

Publicado el

10 razones para usar #Google Fotos en lugar de tu aplicación de galería #curiosidades #tecnologia

La aplicación de galería de tu móvil es muy útil y seguro que te funciona a la perfección, pero ¿por qué no cambiarla por Google Fotos? Te ofrecemos nuestras razones para que des el salto.

Tener tanta variedad de aplicaciones implica que para algo tan básico como la galería de imágenes existe una amplísima cantidad de opciones. De desarrolladores independientes, de cada fabricante de móviles Android y, por supuesto, también de Google. Este último dispone de Google Fotos, una excelente aplicación que es mucho más que una galería. ¿Que aún no la usas?

Google Fotos puede reemplazar perfectamente a la aplicación de galería nativa de tu smartphone. Como es lógico, aporta las mismas funciones en lo que a organización y categorizado de las fotos, pero incorpora algunas exclusivas que consiguen elevar su uso a un nivel superior. Como comprobarás tú mismo, vale la pena confiar tu galería en Google Fotos.

1. Todas las funciones de galería que necesitas

Lo primero es básico, pero hay que reseñarlo: no pierdes el uso primordial con el cambio a Google Fotos. De hecho, Fotos es la galería por defecto en los móviles con Android stock, por lo que no le falta experiencia. Tampoco funciones: categoriza tus imágenes permitiéndote el visionado, podrás compartirlas con la aplicación que quieras y dispones de distintas formas de ordenar tus capturas.

2. Copia de seguridad de tus imágenes

Solo por esto ya vale la pena tener Google Fotos: es un seguro contra la pérdida de tus fotos más preciadas. Solo tienes que aceptar la copia de seguridad en los ajustes y listo: Fotos se encargará de subirlas a tu cuenta cuando te conectes a una red WiFi. Y tendrás espacio ilimitado si mantienes el tamaño redimensionado; sin que pierdas calidad en las imágenes, ojo.

3. Posee un potentísimo buscador

Tener cientos de imágenes en la galería es algo más que habitual. Así que, cuando toca buscar una concreta, puedes tirarte un buen rato hasta encontrarla. Pues bien: Google Fotos incluye un buscador con inteligencia artificial que permite localizar las imágenes relacionadas con la búsqueda. ¿Hiciste fotos a un perro y no las encuentras? Pon “perro” en el cajón de búsqueda, tardarás “cero coma”.

4. Incluye un asistente personal

10 razones para usar Google Fotos en lugar de tu aplicación de galería

Google no iba a perder la oportunidad de colocar un asistente a su aplicación de galería, por lo que también lo tenemos en Fotos. Aunque eso sí, no es como Assistant, sino que se dedica a ofrecer distinto contenido relacionado con tus imágenes. Por ejemplo, las edita para convertirlas en obras de arte, te recuerda momentos especiales para ti, crea álbumes con localizaciones o escapadas… Todo sin que tengas que hacer nada.

5. Es un editor de fotos

Google Fotos no solo es galería, como decíamos antes, también es un editor de imágenes. Basta con que abras cualquiera con la aplicación y pulses en la parte inferior, en el icono de los ajustes. Podrás recortar la foto, mejorar sus condiciones, aplicarle filtros… Muy práctico.

6. Crea álbumes compartidos

Google Fotos va genial para compartir tus fotografías de las vacaciones, una escapada, un cumpleaños… con tu familia o amigos. Simplemente crea un álbum, ponle título y añade las imágenes que quieres que el resto vea. Comparte ese álbum y listo: cualquiera podrá ver las fotos sin temor a que las borren ya que mantendrás el control sobre ellas.

7. Crea un pase de diapositivas en el Google Chromecast

Google Fotos se integra a la perfección con tu Chromecast. ¿Que viene alguien a casa y quieres enseñarles tu álbum de la boda? Podrás martirizar sorprender a tus invitados realizando el pase de diapositivas en la tele. Sin esfuerzo y con una pulsación. ¡Mágico!

8. Google Fotos libera espacio de tu móvil

Las fotografías y vídeos son los elementos que más ocupan en el móvil después de las aplicaciones. ¿Que no sabes qué borrar? Google Fotos te irá mostrando capturas e imágenes que él crea innecesarias para que hagas una limpieza con frecuencia. Además, y siempre que hayas respaldado las fotografías, podrás liberar espacio con el botón del lateral, el que pone “Liberar espacio”.

9. Comparte las fotografías con tu pareja

Hacer fotos en común implica que tu pareja también querrá acceder a ellas. Así que basta con que crees una cuenta de colaborador: tendrá acceso a las carpetas que tú quieras compartir. Muy útil y práctico: el botón de colaborador se encuentra en el menú lateral.

10. Crea un acceso a Google Fotos en tu aplicación de cámara

¿Que quieres que Google Fotos se convierta en tu galería de imágenes por defecto? Puedes hacer que el acceso directo a Fotos se encuentre en tu aplicación de cámara. De esta manera accederás al previsualizado de las últimas fotos directamente y sin la necesidad de saltar entre aplicaciones.

Fuente: elandroidelibre