Publicado el

Pilas recargables de fluoruro: ¿el futuro de las baterías para móviles? #curiosidades #tecnologia

Un nuevo método de producir pilas recargables de fluoruro acerca que los dispositivos portátiles mantengan su autonomía durante semanas. Por primera vez, funcionan a temperatura ambiente. Estas baterías, que van más allá de las versiones actuales de las populares litio-ion de hoy en día, se basan en la forma cargada negativamente, o anión, del elemento flúor, tal y como describe en Science un estudio realizado por químicos de varias instituciones, incluyendo Caltech y el Jet Propulsion Laboratory (JPL).

«Las baterías de fluoruro pueden tener una mayor densidad de energía, lo que significa que pueden durar más, hasta ocho veces más que las baterías que se usan hoy en día», dice el coautor del estudio Robert Grubbs, profesor de Química de Caltech y ganador del Premio Nobel de Química en 2005.

«Pero puede ser difícil trabajar con fluoruro, en particular porque es muy corrosivo y reactivo». En la década de 1970, los investigadores intentaron crear baterías de fluoruro recargables utilizando componentes sólidos, pero las baterías de estado sólido funcionan solo a altas temperaturas, lo que las hace poco prácticas para el uso diario. En el nuevo estudio, los autores informan cómo hacer funcionar las baterías de fluoruro usando componentes líquidos, y las baterías líquidas funcionan fácilmente a temperatura ambiente.

«Aún estamos en las primeras etapas de desarrollo, pero esta es la primera batería de fluoruro recargable que funciona a temperatura ambiente», dice Simon Jones, químico de JPL y autor correspondiente del nuevo estudio. Las baterías impulsan las corrientes eléctricas al transportar átomos cargados, o iones, entre un electrodo positivo y negativo. Este proceso de transporte se realiza más fácilmente a temperatura ambiente cuando se trata de líquidos.

En el caso de las baterías de iones de litio, el litio se transporta entre los electrodos con la ayuda de una solución líquida o electrolito. «Recargar una batería es como empujar una bola cuesta arriba y luego dejarla rodar hacia atrás una y otra vez», dice el coautor Thomas Miller, profesor de química en Caltech.

«Uno va y viene entre almacenar la energía y usarla». Mientras que los iones de litio son positivos (llamados cationes), los iones de fluoruro usados en el nuevo estudio tienen una carga negativa (y se llaman aniones). Existen tanto desafíos como ventajas al trabajar con aniones en baterías. «Para una batería que dura más tiempo, necesita mover una mayor cantidad de cargas. Mover cationes metálicos de carga múltiple es difícil, pero se puede lograr un resultado similar moviendo varios aniones cargados individualmente, que viajan con relativa facilidad», dice Jones, quién investiga en JPL sobre las fuentes de energía necesarias para las naves espaciales.

«Los desafíos con este esquema son hacer que el sistema funcione a voltajes utilizables. En este nuevo estudio, demostramos que los aniones son realmente dignos de atención en la ciencia de las baterías, ya que demostramos que el fluoruro puede funcionar a voltajes suficientemente altos». La clave para hacer que las baterías de fluoruro funcionen en un líquido en lugar de en un estado sólido resultó ser un líquido electrolito llamado bis (2,2,2-trifluoroetil) éter o BTFE.

Este solvente es lo que ayuda a mantener estable el ion fluoruro para que pueda transportar electrones hacia adelante y hacia atrás en la batería. Jones dice que su pasante en ese momento, Victoria Davis, quien ahora estudia en la Universidad de Carolina del Norte, Chapel Hill, fue la primera en pensar en probar el BTFE. Si bien Jones no tenía muchas esperanzas de que tuviera éxito, el equipo decidió intentarlo de todos modos y se sorprendió de que funcionara tan bien. En ese momento, Jones acudió a Miller en busca de ayuda para comprender por qué funcionaba la solución. Miller y su grupo realizaron simulaciones por computadora de la reacción y descubrieron qué aspectos del BTFE estaban estabilizando el fluoruro.

A partir de ahí, el equipo pudo ajustar la solución BTFE, modificándola con aditivos para mejorar su rendimiento y estabilidad. «Estamos desbloqueando una nueva forma de fabricar baterías de mayor duración», dice Jones. «El fluoruro está regresando con las baterías».

Fuente: 20minutos

Publicado el

En Japón hay una cafetería atendida por robots que no sustituyen a los humanos, ya que son operados por personas discapacitadas #curiosidades #tecnologia

Hemos hablado mucho de la creciente participación de los robots en diversos puestos de trabajo, lo que provocará que en un futuro disminuyan las posibilidades de empleo para los humanos. Ante esto, Japón está demostrando que esto no es del todo cierto, ya que aseguran que humanos y robots pueden trabajar en conjunto, e incluso la participación de los robots traería la posibilidad de que personas con alguna discapacidad puedan volver a la vida laboral.

Ahora mismo en Japón están probando el concepto de una cafetería que precisamente busca impulsar a que las personas discapacitadas puedan trabajar desde casa, interactuar con otras personas y ser productivos. Todo esto por medio de robots controlados de forma remota.

 
 

Esta cafetería está ubicada en Minato Ward, Tokio, y se trata de una prueba piloto que busca analizar el desempeño de personas discapacitadas usando un robot de forma remota para atender a los clientes. Aquí se revisará tanto el comportamiento de los clientes, como el tiempo de respuesta del servicio.

En total son cinco robots OriHime-D los que se han puesto en operación, los cuales han sido fabricados por la empresa japonesa Ory Laboratory. La idea original de estos robots era que sirvieran de apoyo en los hogares de personas con discapacidad, por lo que cuentan con una interfaz preparada para ser operada a través de una tablet sólo con el movimiento de los ojos.

Las personas, quienes padecen alguna enfermedad que limita sus movimientos, como lesiones de la médula espinal o enfermedades neurodegenerativas progresivas como la esclerosis lateral amiotrófica, pueden usar el robot para observar todo a su alrededor, charlar con los clientes y transportar objetos.

Cada una de estas personas percibe un salario de 9 dólares por hora, y con ello se busca crear una mayor independencia en personas que no pueden salir de sus hogares a buscar un empleo.

Cada robot mide 1,20 metros y pesa unos 20 kilogramos, cuentan con cámara y altavoz, además de sensores para evitar obstáculos. Toda la información se trasmite en tiempo real a la tablet de la persona a través de internet, quien al final decide cada movimiento y acción que tendrá cada robot.

En este proyecto colaboran, además de Ory, Fundación Nippon y ANA Holdings Inc., y el objetivo es abrir al menos una cafetería con este sistema en 2020, que estaría lista para atender a los millones de turistas que llegarán al país durante los próximos Juegos Olímpicos.

Fuente: xataka

 

Publicado el

Cómo hacer que el GPS funcione más rápido y sin perder cobertura #android #curiosidades #tecnologia

Con la enorme cantidad de sensores que tiene un smartphone ya no nos sorprendemos de que haya una característica que convierte cada móvil en un completo navegador: el GPS. Unido a las aplicaciones que hacen uso de este componente, nuestro smartphone nos pone en el mapa para que hagamos uso de todas las ventajas que eso supone. Si podemos, que no siempre resulta sencillo y rápido.

La calidad de un móvil suele determinar la calidad de sus componentes, GPS incluido. Esto implica que si queremos que el teléfono se mantenga siempre posicionado, lo haga de forma rápida y no pierda la cobertura necesitamos un móvil de cierta categoría. Aunque hay ciertos trucos que consiguen ampliar las capacidades del GPS, como la aplicación que recomendamos hoy.

GPS Locker, una app que acelera el uso de tu GPS para que no tengas que esperar al usarlo

Hemos de dejar claro que GPS Locker no hará más potente dicho GPS ya que esa parte del hardware no puede potenciarse por software. Eso sí, la aplicación conseguirá que tu móvil posicione mucho más rápido ya que se encargará de mantener el funcionamiento del GPS en segundo plano.
 
 

Una vez instales la aplicación debes arrancarla para que se encargue de conectarse a la mayor cantidad de satélites posible. De esta manera tu móvil posicionará mucho más rápido ya que este permanecerá conectado a la mayor cantidad posible de satélites. Además, GPS Locker mejorará la precisión, incluso usando el posicionamiento en interiores. ¿Jugar a Pokémon Go dentro de casa? No solo es posible, tampoco perderás la señal ya que Locker se encargará de mantener al máximo la cobertura.

GPS Locker funciona tal y como se espera que funcione. Eso sí, debes tener en cuenta algunas consideraciones:

  • Antes de arrancar las aplicaciones que usan el posicionamiento (Google Maps, Pokémon Go, Waze…) debes ejecutar GPS Locker.
  • Debes mantener a GPS Locker funcionando en segundo plano (GPS Lock). La aplicación se encargará de mantener el móvil posicionado en todo momento y con la máxima precisión posible sea cual sea el entorno.
  • GPS Locker consume mucha batería ya que mantiene el posicionamiento de alta precisión activo en todo momento. Cuando no vayas a utilizar los servicios de localización es recomendable desconectar GPS Locker (GPS Unlock).

Con GPS Locker tendrás una manera sencilla de mejorar el posicionamiento de tu móvil y que este sea mucho más rápido y preciso. Es una aplicación gratuita con un pequeño banner de anuncio en su página principal. Y puedes quitar dicho anuncio comprando la aplicación completa por 3,09 euros.

Fuente: elandroidelibre

Publicado el

La clase alta está escondiendo las pantallas a sus hijos: móvil y tablet son la nueva comida basura #curiosidades #tecnologia

El año 2018 ha sido el año en el que hemos visto cómo Google, Facebook o Apple, impulsores de la tecnología que nos demanda constante atención en forma de notificaciones y nuevos contenidos, han decidido darnos herramientas de control del tiempo que pasamos con sus productos y formas de reducirlo. Y casualidad o no, también es el año en el que hemos descubierto que los tecnólogos de Silicon Valley, creadores de esta tecnología, prohiben o limitan considerablemente a sus hijos el uso de los productos que ellos mismos desarrollan.

Según este último artículo, de The New York Times, los más cercanos a una situación son los más conocedores y preocupados por ello, y en esa línea hay varios ejemplos de directivos y exdirectivos de empresas de Silicon Valley que son extremadamente reticentes a que sus hijos usen dispositivos con pantallas táctiles.

Directivos y exdirectivos de Google, de Facebook, de Mozilla… Uno de los últimos que alzó la voz públicamente fue Tim Cook, CEO de Apple, quien dijo que prefiere que haya límites al uso de tecnología en los colegios, y que no quería que su sobrino usase redes sociales.

Pantallas vs psicología

Alexander Dummer 150646 Unsplash

Los argumentos para evitar que los niños se habitúen al uso continuado de pantallas como las de smartphones y tablets, o retrasarlo todo lo posible, se centran en la necesidad de que esos niños desarrollen habilidades que el uso de pantallas no les permite desarrollar. También en evitar que las plataformas digitales empiecen a habituarles a usarlas a edades tempranas, haciendo el símil de las campañas de marketing del tabaco orientadas a que niños y adolescentes acaben fumando el día de mañana.

Silvia Álava, psicóloga especializada en educación, coincide con el diagnóstico de la falta de habilidades: «Los niños tienen que aprender un montón de cosas: a aburrirse para aprender a tolerar la frustración, a jugar libremente para aprender a dirigir su conducta, a jugar con normas para aprender a respetar unas reglas, a estar con otros niños para desarrollar habilidades sociales y saber negociar… Y estando solo con una pantalla no se consigue».

La AAP (Academia Americana de Pediatría) lanzó una recomendación para los progenitores respecto a sus hijos en 2017: hasta los dos años, nada de pantallas. Y a partir de entonces y hasta los cinco, un máximo de una hora al día de consumo de contenidos en pantalla, siempre que sean de calidad (un abstracto difícil de cumplir colectivamente) y con un acompañamiento por parte de los padres.

Exactamente lo mismo recomienda Silvia, puntualizando que lo más importante es que el niño esté acompañado en todo momento, no solo para orientarle en qué tipo de contenidos debe consumir o qué actitudes debe evitar, sino también para resolver sus necesidades cognitivas y emocionales.

Cada vez hay más voces que señalan al exceso de tiempo frente a un smartphone como causa de depresión en adolescentes

¿Qué ocurre cuando el «adicto» no es un niño pequeño, sino un adolescente? El control es más complicado, tienen una mayor autonomía y pasan más tiempo lejos de sus progenitores.

«Parece que los adolescentes sean adictos al móvil, y no es así. Algunos podrán serlo, pero otros lo usan porque tienen miedo de experimentar ciertas emociones que prefieren no conectar con ellos mismos. Y eso hay que evitarlo», dice Silvia..

Esta potencial carencia de evolución de la salud mental puede derivar en problemas mucho mayores. Jean M. Twenge, psicóloga estadounidense especializada en diferencias generacionales, determinó en un estudio que si un adolescente aumenta el tiempo que pasa frente al smartphone, aumentan las probabilidades de que sufra depresiónsegún publicó en su último libro.

Este estudio se entiende mejor junto a otra noticia: las tasas de depresión en adolescentes llevan disparándose desde 2011. Y aunque como decíamos, todavía no hay un consenso sanitario, sí que hay cada vez más voces que señalan como culpable al uso excesivo de las redes sociales.

El vuelco de la brecha digital

columpios

En las últimas décadas se ha producido una brecha digital entre ricos y pobres. No solamente de diferentes países: también entre compañeros de colegio que contrastaban en la capacidad de uso de la tecnología.

Los de familias con rentas más altas tenían más acceso a esa tecnología, mientras que los de rentas más bajas no. Una diferencia que provocaba que los hijos de familias más ricas tuviesen una ventaja a la hora de desempeñar estudios u ocupar empleos con componente técnico.

El empresario y escritor Seth Godin escribió recientemente sobre cómo la brecha digital ha dado un vuelco: los hijos de familias ricas tienen acceso a alternativas a pasar el tiempo frente a una pantalla, mientras que los de familias pobres, que pasan el día trabajando, no tienen recursos económicos ni disponibilidad temporal para ello.

 

Javier Urra, psicólogo clínico especializado en menores y Defensor del Menor entre 1996 y 2001, pone el paralelismo de la obesidad. «En África hay hambrunas que afectan a niños, en cambio, en países desarrollados, la obesidad infantil afecta más a familias con menor poder adquisitivo, ya que tienen acceso a peor alimentación y que se prepara en menos tiempo. Lo mismo pasa con los niveles culturales y económicos altos y bajos: la gente de alto nivel cultural, aunque sean expertos en tecnología, se ha dado cuenta de que su uso es bueno, pero su abuso no, y la adicción menos. Se han dado cuenta de que se ha de volver al juego físico, al juego con otros niños».

Sobre que la clase alta y con conciencia de lo que supone el elevado uso de la tecnología, Javier cree que estamos viendo un descenso del uso del smartphone y las redes sociales en ciertos demográficos:

«Lo que veo es que muchísima gente antes estaba con el móvil siempre conectado, siempre pendiente de Instagram, Twitter… Y ahora mucha gente de cierto nivel intelectual está cogiendo distancia, buscando cierto equilibrio. Esto hay que hacer que llegue a niveles socioculturales bajos. Si no, estaremos haciendo una división social«.

La clase de nivel sociocultural alto está comenzando a distanciarse de smartphone y redes, algo que debe llegar a los niveles bajos para no crear una brecha social

Justo a lo que se refería Godin, solo que yendo más allá de la especialización en empleos técnicos. «No se pueden usar las pantallas como chupetes emocionales», dice Silvia. «Cuando son muy pequeños hay que estar con ellos e incluso dejar que se aburran. Pero estando dispuestos a satisfacer sus necesidades. Tampoco podemos pretender llevarlos a un restaurante con adultos y que estén tres horas sentados y callados. A veces el problema nace de la comodidad de los padres. Cuando son más mayores, hay que impulsar el juego libre y en compañía».

Por supuesto, sin caer en el neoludismo o en la negación completa de la tecnología. «Las pantallas dan capacidades perceptivas, pero si no hay nada más, es muy limitador. Hay jugar, correr, imaginar, crear», cuenta Javier. Y añade Silvia que «hay que enseñar a usar la tecnología, pero no a que supla el contacto humano. Si todo se limita al uso de pantallas, hay procesos cognitivos básicos que no se trabajan».

 

El día de mañana

concierto

¿Qué puede ocurrir a largo plazo si esta tendencia en niños y adolescentes no se revierte? Tanto Javier como Silvia ven complicado lanzar hipótesis a largo plazo, pero coinciden en las consecuencias naturales, empezando por la falta de habilidades sociales que impida dar mensajes en el cara a cara, únicamente a través de entornos digitales y continuando por incapacidad de gestionar las emociones correctamente.

Algunos cambios generacionales sí están empezando a producirse, aunque no únicamente a causa del smartphone. Jean M. Twenge cuenta que los cambios que ha visto en la generación nacida entre 1995 y 2012 respecto a las generaciones anteriores han sido los más rápidos y bruscos que ha visto en toda su carrera.

Cambios como que tienen más tiempo libre, el cual pasan ahora en soledad, con el smartphone como epicentro de sus comunicaciones sociales. También un menor interés por conducir (actividad que poco antes despertaba un interés descomunal), un menor número de citas, e incluso menores relaciones sexuales entre los quince y los dieciocho años. Las principales consecuencias del abuso del smartphone ya se están comenzando a dar, ahora falta ver qué decisiones toman los progenitores frente a ellas a largo plazo.

Fuente: xataka