¿Son realmente seguras las redes Wi-fi gratuitas? #curiosidades #tecnologia #seguridad

Esta semana, la UE declaró que va a invertir 120 millones de euros en ofrecer Wi-fi gratis en más de 6.000 localidades. HPE Aruba alerta de los riesgos a los que el usuario se expone al utilizar una red pública y gratuita (dentro de su plan Wifi4EU).

Estas redes públicas ofrecerán a los ciudadanos una facilidad más para acceder a contenidos desde cualquier lugar aprovechando la infraestructura de la red inalámbrica. De entrada, este proceso de ofrecer datos a cambio de conexión podría parecer muy sencillo pero, a menudo, se convierte en una amenaza para la seguridad de los ciudadanos que confían en cualquier red que les proporcione rapidez y gratuidad.

La compañía HPE Aruba ha afirmado que una de las amenazas más graves puede ser la posible infección de un virus a través de la propia red. De hecho, los hackers aprovechan cualquier vulnerabilidad de la red para robar datos que después comercializarán o utilizarán con fines dudosos. Todo el material que se comparte por la red es susceptible de ser atacado y espiado. Los ciberataques se multiplican en gran medida porque resulta rentable obtener datos de ciudadanos anónimos para vender o para extorsionar a posteriori.

Sobre este asunto, José Tormo, director regional de la compañía recomienda: “lo que recomendamos es que los usuarios identifiquen primero una red segura. ¿Cómo saber si estamos ante una red que tiene en cuenta la seguridad de mis datos? Para ello hay que verificar que las medidas de seguridad que está tomando el propietario de la red sean fiables. Y eso lo sabremos en cuanto dispongamos de toda la información que como ciudadanos debemos obtener antes de dar acceso a datos personales. Si se trata de redes protegidas por el estándar WPA2 indican que la seguridad está garantizada”, ha confirmado Tormo.

Fotos, vídeos y mensajería instantánea seguros
En el futuro cercano, comenzarán a proliferar los dispositivos IoT, lo que se denomina el Internet de las Cosas, que no es más que la inmensidad de aparatos conectados de los que hacemos uso hoy en día que van intercambiando información entre sí para llevar a la tecnología a límites que antes no conocíamos.

Con el fin de asegurarnos que nuestra información está a salvo y que las redes públicas a las que accedemos nos aportan seguridad, es imprescindible comprobar que la transmisión de datos es segura.

“Tengamos en cuenta que pasamos gran parte del día intercambiando material escrito y gráfico y que éste es susceptible de ser utilizado con fines maliciosos. Acceder a una red no segura que no esté protegida por el estándar WPA2 es siempre sinónimo de posible riesgo”, añade Tormo.

HPE Aruba basa su propuesta de seguridad en el contexto, es decir; quién accede, desde qué dispositivo accede, a través de qué tipología de red está accediendo y qué permisos se le van a otorgar en relación a estas premisas.

Fuente: ComputerWorld Venezuela