Científicos crean músculo artificial capaz de cargar 1000 veces su propio peso #curiosidades #tecnologia #salud

Investigadores de Harvard y el MIT han desarrollado un músculo artificial capaz de proveer suficiente fortaleza y flexibilidad a los robots blandos.

Estos científicos parecen haber conseguido la hazaña que han buscado otros tras años de investigación: crear un robot lo suficientemente liviano para no dañar a una persona si le cae encima, pero lo suficientemente fuerte para realizar tareas que requieran levantamiento de peso.

Investigadores de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas John A. Paulson de Harvard(SEAS, por sus siglas en inglés), del Instituto Wyssde la Universidad de Harvard y del Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial (CSAIL, por sus siglas en inglés) del MIT han desarrollado músculos artificiales capaces de levantar hasta 1.000 veces su propio peso.

“Estábamos muy sorprendidos por cuan fuertes son los actuadores [alias, ‘músculos’]. Esperábamos que tuvieran un peso funcional máximo más elevado que el de los robots blandos convencionales, pero no esperábamos un aumento de mil veces”, dijo Daniela Rus, director de CSAIL y uno de los autores senior de la investigación, y añadió: Es como darle a estos robots superpoderes.

Su diseño está inspirado en el origami. El esqueleto está construido con metal, plástico y tela. Esto forma una “piel” que recubre el aire y agua usados a presión para ejercer la “fuerza muscular”. Los tirones “musculares” ocurren cuando se crea un vacío dentro de la estructura y se aflojan cuando se libera la aspiradora. Al doblar el esqueleto de diversas formas, como el origami, la aspiradora puede tirar del músculo en diferentes direcciones.

Los científicos hicieron los músculos en diversos tamaños, que van desde unos pocos milímetros hasta un metro y su producción es barata. Los investigadores consiguieron en sus experimentos que los músculos artificiales levantaran una flor del suelo, se enrollara como una bobina y se encogiera hasta un 10% su tamaño original.

También crearon un músculo a partir de un polímero soluble en agua, lo que significa que la tecnología podría usarse en entornos naturales con un impacto ambiental mínimo. Otras de sus aplicaciones potenciales incluyen investigación en aguas profundas, cirugía mínimamente invasiva y arquitectura transformable.

Fuente: hipertextual