Abrio Amazon Go, la tienda física sin empleados, sin colas y sin pagos #curiosidades #tecnologia

Amazon Go, la primera tienda física automática en la que coges lo que quieras y te lo llevas, sin colas, sin cajeros, y sin proceso de pago, abrio sus puertas el lunes 22 de enero en Seattle (Estados Unidos).

Su funcionamiento es tan asombroso como revolucionario.

Entras en la tienda, te identificas con una app del móvil, metes lo que quieras en la cesta de la compra, y te vas. Amazon Go es el primer supermercado sin empleados, sin cajeros, y sin proceso de pago. Y no, como es lógico, no regalan la comida. Cuando sales de la tienda aparece un recibo en tu smartphone con todo lo que te has llevado. No intentes adivinarlo, porque no funciona con códigos de barras, NFC, ni otros sistemas conocidos.

Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia, decía Arthur C. Clarke. Cuando ves los primeros segundos de este vídeo, Amazon Go es magia:

Amazon Pantry, el supermercado clásico de Amazon

Por suerte vivimos en el siglo XXI, y la magia se puede explicar mediante el conocimiento, de lo contrario es mentira. Que no te hagan creer otra cosa…

Amazon Go identifica a los clientes a través de la app que se activa cuando se entra en la tienda. A partir de este momento una serie de cámaras y sensores de movimiento detectan los productos que ese cliente introduce en su cesta. Mediante aprendizaje profundo e inteligencia artificial el sistema es capaz de detectar si el cliente se arrepiente y saca un producto de su bolsa, para devolverlo al estante. Cuando sales del establecimiento recibes en tu móvil la factura con los productos que te has llevado, sin necesidad de realizar una validacion.

Es la misma tecnología que utilizan los coches autónomos para ver lo que hay a su alrededor.

La primera tienda física automática Amazon Go lleva un año en fase de pruebas en Seattle. Se ha retrasado varios meses porque, según algunas fuentes, al parecer el sistema confundía a personas que tenían una silueta similar. Y se volvía loco si entraban niños y revolvían los productos. Parece que estos problemas ya se han solucionado, porque mañana lunes abrirá al público y todo el mundo podrá comprar en este supermercado automático que vende alimentos, bocadillos y productos ya preparados, listos para cocinar.

Aunque técnicamente no necesita empleados, pues no intervienen en el proceso de compra, si habrá algunos ayudantes que aconsejarán a los clientes sobre los productos disponibles. Si Amazon Go tiene éxito se abrirán nuevas tiendas en otras ciudades de Estados Unidos.

Fuente: Computer Hoy