El traje que Neil Armstrong llevó en la Luna se estaba desintegrando #curiosidades

Uno de los objetos históricos más valiosos de la historia de la Humanidad, es el traje de astronauta que Neil Armstrong llevó en su primer viaje a la Luna. El traje con el que el primer humano pisó la Luna. ¿Hay algo más icónico que eso? Incompresiblemente, el traje se estaba destruyendo. E incomprensiblemente, han tenido que recurrir a un crowdfunding para salvarlo, porque no se asigna presupuesto federal para estas cosas.

El  traje de astronauta que Neil Armstrong llevó en su primer viaje a la Luna se custodia en el Smithsonian National Air and Space Museum (NASM). Está formado por 21 capas de distintos plásticos y otros materiales, y algunos de ellos se están desintegrando. Para reducir la degradación dejó de exhibirse al público en 2015, y el museo puso en marcha un crowdfunding en Kickstarter, con el objetivo de recaudar fondos con los que restaurar el traje:

Traje Neil Armstrong

Incomprensiblemente, el gobierno no asigna presupuesto para este tipo de tareas de restauración. Por suerte el crowdfunding fue todo un éxito, y de los 500.000 dólares que necesitaban para la restauración, se obtuvieron más de 700.000 dólares.

Aunque mucha gente piensa que los trajes de astronauta utilizan materiales de alta tecnología, los trajes de los primeros viajes a la Luna estaban confeccionados con materiales bastante comunes.

En concreto dos de ellos, el neopreno y el caucho natural, son los responsables de la degradación. El caucho es muy robusto y flexible a corto plazo, por eso cumplió tan bien con su cometido de sellar el traje y proporcionar movilidad a Armstrong durante el primer viaje a la Luna, pero también se oxida rápidamente.

 

El origen del problema es que durante los primeros meses tras la heroica misión, el traje estuvo dando vueltas de un lado para otro sin ningún tipo de protección, y es donde se produjo el mayor daño.

Traje Neil Armstrong

Con el dinero recaudado han dedicado un año a restauran el traje, y ahora están trabajando en un compartimento estanco que lo preserve del aire y la humedad.

Incluso ha sobrado un poco de dinero, que van a dedicar a restaurar el traje de astronauta de otro pionero, Alan Shepard, el primer americano que salió al espacio, en 1961.

Fuente: Computer Hoy