Los teléfonos móviles son cada vez más potentes, pero sus baterías mejoran menos #tecnologia #curiosidades

Los teléfonos móviles son cada vez más potentes, pero sus baterías mejoran menos #tecnologia #curiosidades
Los teléfonos móviles son cada vez más potentes, pero sus baterías mejoran menos #tecnologia #curiosidades

Las baterías de los teléfonos móviles, si bien han mejorado su eficiencia durante las últimas generaciones, siguen estando muy por debajo de lo que se esperan de unos dispositivos que llegan incluso a costar más de 1.000 euros.

Según distintas pruebas realizadas por varios medios de comunicación, la duración de las baterías de los iPhone empeora cada año, aunque tampoco los usuarios con un dispositivo Android pueden echar las campanas al vuelo dado que, en general, prácticamente todos los teléfonos suelen ofrecer menos rendimiento por carga que sus predecesores.

En el siguiente gráfico se pueden ver 13 populares teléfonos que se les han hecho navegar sin parar hasta que han agotado su batería. Se pueden ver resaltados los dispositivos lanzados este año y en gris sus predecesores:

Batería móviles

No obstante, en este estudio el Google Pixel 3 se ha apagado una hora y media antes que el Pixel 2 o el nuevo iPhone XS ha durado 21 minutos menos que el iPhone X. La única excepción en el estudio ha sido el iPhone XR que sí que ofrece una mayor duración de la batería, aunque también relacionado con el tipo de panel que lleva.

Y se trata de un estudio curioso dado que la mayoría de los dispositivos de este año cuentan con baterías más grandes que sus predecesores, pero la duración de la misma ha empeorado. Por ejemplo el iPhone Xs Max tiene una batería más grande en comparación con otros iPhone pero aguanta menos que el iPhone 8 plus.

Todo parece relacionado con las baterías de iones de litio que tienen la mayoría de los teléfonos inteligentes actuales. Y es que si bien la batería está mejorando a una tasa de casi el 5% por año, el consumo de energía de cada uno de estos dispositivos están creciendo a una velocidad mayor. Lo malo es que con la llegada del 5G el consumo de energía aumentará aún más y por lo tanto nuestros teléfonos móviles durarán menos.

Fuente: ComputerHoy