Como un GPS pero sin problemas de cobertura: esta ‘brújula cuántica’ permitirá conocer la posición sin basarse en satélites #curiosidades #tecnologia

Los GPS no están faltos de limitaciones. La tecnología de navegación y posicionamiento actual permite un gran nivel de precisión y está extendido en todo tipo de lugares, desde nuestros móviles hasta barcos, trenes y otros vehículos de gran tamaño. Sin embargo también tiene múltiples oportunidades de mejora al estar basados en satélites que orbitan por la Tierra. Para ampliar los sistemas de navegación, científicos del Imperial College de Londres han desarrollado un acelerómetro cuántico que permite proporcionar indicaciones sin GPS ni ninguna tecnología basada en satélites.

Esta ‘brújula cuántica’ utiliza lásers para enfriar los átomos a muy bajas temperaturas y entonces se mide el spin y otras características para determinar la aceleración. Normalmente estas propiedades cuánticas son muy difíciles de conocer si los átomos están a temperatura ambiente, pero al enfriarse estas características se pueden medir. Unos datos que están estrechamente relacionados con la aceleración y por tanto se pueden utilizar para crear un sistema de navegación. Tal es así, que sus creadores aseguran que sería viable comercialmente.

 

Precisión cuántica para prescindir de los satélites

Laser

El dispositivo ha sido creado por el Imperial College de Londres y M Squared a través de una colaboración entre el departamento de Innovación del Reino Unido, quien ha invertido 270 millones de libras en cinco años en tecnologías cuánticas y el programa de ‘Future Sensing and Situational Awareness’.

La ventaja directa de este sistema basado en la tecnología cuántica es que se elimina la dependencia a los sistemas GNSS de navegación basada en satélites. Es importante porque estas fuentes externas pueden bloquearse o perder señal si estamos bajo montaña o edificios altos.

Los acelerómetros, pese a encontrarse en todo tipo de dispositivos, tienen problemas para mantener el punto de referencia sin ayuda externa. Los investigadores aseguran que gracias a mantener los átomos super fríos, cerca del cero absoluto, logran un nivel de precisión mucho más elevada. En ese estado además podemos calcular sus propiedades como si se tratase de ondas, lo que sirve para medir los cambios de movimiento con una precisión excepcional, siempre que conozcamos el punto de partida para tener una referencia.

Barcos, trenes o vehículos de gran tamaño podrán beneficiarse de este nuevo sistema de navegación basado en las propiedades cuánticas, con un nivel más alto de precisión y sin necesidad de fuentes externas como los satélites.
 

El Dr. Joseph Thom, científico de M Squared, empresa especializada en fotónica, comenta que “Parte de nuestro trabajo es comercializar estos sensores basados en átomos fríos. Hemos desarrollado un sistema de láseres universal que ya se puede implementar como un acelerómetro cuántico“. Por su parte, el profesor Ed Hinds, del centro de Materia Condensada del Imperial College comenta que “la tecnología cuántica está moviéndose desde la ciencia de laboratorio más elemental a aplicarse a problemas general del mundo.

¿Cuáles son los factores que impiden que esta tecnología se extienda por nuestros smartphones y dispositivos? Además del posible coste, tenemos una limitación por el tamaño. El sistema de láseres no está miniaturizado y al menos por el momento estaría planificado para implantarse en barcos, trenes o camiones. Un tipo de vehículos donde el GPS es muy relevante y gracias a este nuevo sistema obtendrían una mayor precisión y no basarse en fuentes externas como la de los satélites. Esta investigación no implica que los sistemas basados en satélites vayan a ser menos utilizados, pero sí es una interesante alternativa para ver cómo y por dónde podrían evolucionar los sistemas de navegación.

Fuente: xataka.com