La moto voladora ya está a la venta: este es su precio, sólo apto para bolsillos pudientes #curiosidades #tecnologia

Dicen que el mundo es de los valientes, pero comprar la moto voladora, es algo más que valentía. Después de ver la moto voladora de la Policía de Dubai, la Hoverbike S3, es cierto que todos nos imaginamos surcando los atascos por el cielo como si estuviésemos en una película de James Bond.

Hoy puedes comprar la Hoverbike S3, pero nadie te asegura que puedas cumplir tu fantasía mental: el vacío legal es enorme y no está nada claro dónde se podrá utilizar esta moto.

Hoversurf, la empresa que comercializa la moto voladora y propiedad del empresario ruso Alex Atamanov, ya tiene una buena noticia bajo el brazo: el permiso de la Administración Federal de Aviación de EEUU. Ahora bien, esta entidad solamente permite su uso sin licencia de piloto en aeródromos y en zonas rurales. Doy por hecho que si contamos con licencia de piloto la normativa será la misma que en un helicóptero.

Comprar la moto voladora no será fácil, ya que su precio está más próximo al de un helicóptero que al de una moto: 150.000 dólares (unos 132.000 euros al cambio) te separan de esta maravilla de la técnica. Un precio al que deberás sumar los 10.000 dólares que cuesta el curso para aprender a conducir este aparato y que proporciona la misma empresa. 

¿A cambio que nos llevamos? Pues una especie de dron gigante capaz de transportar a una persona. Sus cuatro rotores ofrecen un empuje de 364 kg para un peso total de 114 kg, por lo que será muy ágil y divertida de manejar, siempre que tengas los conceptos claros.

Lamentablemente, todavía es un concepto innovador y con mucho margen de mejora: con un tripulante la autonomía apenas alcanza los 15 minutos, aunque en modo dron la misma aumenta hasta los 40 minutos.

Ahora bien, la idea es buena y sus usos pueden ser muchos y muy variados. La Policía de Dubai se mostró muy interesada en este concepto: “Se trata de una unidad de respuesta rápida para alcanzar áreas de difícil acceso.”

En España sería algo muy útil: imagínate a doctores visitando zonas inaccesibles con esta moto. Es un concepto que con el paso de los años debería ir a más, pero que en este primera moto voladora que se puede comprar todavía tiene muchos contras: un precio altísimo y carencias técnicas importantes.

Fuente: computerhoy