Supuestamente alguien ya cuenta con una nueva versión de Windows 11, y la ha llevado al límite en distintas pruebas de rendimiento.

Ya está circulando en las redes una versión filtrada de Windows 11, que a Microsoft no le ha gustado nada, y que muchos usuarios se están instalando, algo que puede traer ciertos riesgos a sus ordenadores al tratarse de una versión preliminar.

Según parece, Windows 11 no solo supondrá un enorme cambio de diseño respecto a Windows 10, sino también en términos de rendimiento y eficiencia será notablemente mejor. Al menos, si nos atenemos a los primeros supuestos benchmark que han aparecido en la red exprimiendo una versión de Windows 11, comentan en windowscentral.

El youtuber Ben Anonymous afirma contar con una versión de Windows 11 oficial, donde no solo muestra el aspecto visual que ya conocemos de la filtración, sino también lo lleva al límite comparando su rendimiento con Windows 10.

No queda muy claro cómo esta persona ha conseguido una supuesta copia de Windows 11, y por lo tanto la información que vamos a ofrecerte ahora en términos de rendimientos debe ser puesta en duda hasta que Microsoft presente el sistema operativo el 24 de junio.

Supuestamente, esta versión Pro de Windows 11 con build 21996 arrancó un 18,75 % más rápido que Windows 10 Pro build 19043, 13 segundos frente a 16 segundos, lo que es una buena noticia si eres de los impacientes a la hora de encender el ordenador.

Por otra parte, Windows 10 obtuvo una puntuación en 3DMark de 6872 a 4,8 GHz alcanzando los 92 °C en la CPU y los 76 °C en la GPU. A modo de comparación, Windows 11 obtuvo una puntuación de 7613 a 4,9 GHz alcanzando los 99 °C en la CPU y los 78 °C en la GPU. Para que nos entendamos, Windows 11 ha supuesto un 9,74 % de mejora y una velocidad de reloj 2,05 % mejor, pero llevando la CPU a un poco más de temperatura.

CrystalDiskMark, encargado de medir la velocidad del SSD, en Windows 10 ha contado con una velocidad de lectura de 2930 MB/s y una velocidad de escritura de 3,189 MB/s. Por otra parte, Windows 11 ha alcanzado una velocidad de lectura de 3448 MB/s y una velocidad de escritura de 3336 MB/s. Esto hace que Windows 11 cuente con una velocidad de lectura 15,03% más rápido y una velocidad de escritura de 4,41% más rápido.

Finalmente, en Geekbench 5 Windows 10 ha logrado una puntuación en un solo núcleo de 1138 puntos, y una puntuación de múltiples núcleos de 6284 puntos. A modo de comparación, Windows 11 ha contado con una puntuación en un solo núcleo de 1251 y una puntuación de múltiples núcleos de 7444 puntos. Esto equivale a un rendimiento de Windows 11 en un solo núcleo un 9,04 % mejor y un rendimiento de múltiples núcleos un 15,59 % mejor.

Veremos si Microsoft decide comparar su actual sistema operativo con Windows 11 para convencer al público de que actualicen y no les pase como con Windows 7.

Fuente: computerhoy