Enviar archivos por email no siempre es sencillo si son de gran tamaño. Estás son las opciones más interesantes y económicas para enviar un documento muy pesado por correo.

Con el paso del tiempo la tecnología ha ido mejorando, lo que antes eran procesos o documentos muy sencillos, ahora son un conjunto enorme de datos. Por internet compartimos fotos y videos de gran calidad porque la conexión también ha mejorado y tenemos sistemas de almacenamiento más eficientes. 

Sin embargo, todas estas mejoras se quedan cortas cuando al pretender mandar un archivo muy pesado por email, el servicio nos dice que no puede realizar en envío. Gmail y el resto de plataformas de correo electrónico cuenta con un límite de tamaño para los archivos adjuntos que limita mucho la tarea.

Por suerte, al mismo tiempo se han creado otras opciones para mandar por correo grandes cantidades de datos. Por un lado podemos subirlos a un servicio de almacenamiento en la nube como Google Drive o Dropbox, lo guardamos nosotros y se lo pasamos a la otra persona. Por otro, podemos simplemente usar herramientas para transferir grandes documentos de forma rápida y fácil como WeTransfer. 

Estas son las opciones más conocidas, pero hay muchas más. En las siguiente lista te explicamos aquellas que se han impuesto a la mayoría y algunas un tanto desconocidas que pueden ser un descubrimiento para los que buscan una solución rápida, barata y segura. Hemos intentado que todas las opciones cuenten con una versión gratuita de al menos 5GB, o por lo menos que formen parte de un servicio mayor como la suscripción a Amazon Prime.

Dropbox, por ejemplo, la hemos dejado fuera porque, a pesar de ser de las más conocidas y bastante funcional y segura, solo ofrece 2 GB gratuitos y se queda algo corto frente a la competencia. Esta es la lista de opciones que te recomendamos:

Enviar un archivo grande por correo:

  • Comprimir el archivo
  • Gmail y Google Drive
  • Mail Drop e iCloud
  • Amazon Drive
  • WeTransfer
  • TofeeShare
  • Smash

Comprimir el archivo

Explorador de archivos de Windows 10

Vamos a empezar por la solución más sencilla y complementaria a todas las que vendrán a continuación. Comprimir un archivo no es una opción milagrosa, pero facilita que lo que que queramos mandar pese un poco menos. En Windows, por ejemplo, un documento de 90MB puede comprimirse en 60MB. 

No obstante, esa reducción de peso puede ser beneficiosa para subir o descargar el archivo más rápido sin saturar red, para esquivar ese límite de tamaño que impone el servicio de correos, o que el archivo ocupe menos espacio en la nube si lo guardamos en un servicio de almacenamiento para mandarlo.

En Windows para comprimir pincha en el botón derecho, busca la opción «Enviar a» y selecciona «Carpeta comprimida (zip)». En Mac, presiona la tecla Control y pincha encima del archivo para que salga el menú con la opción «Comprimir». Este proceso también se puede hacer con varios archivos al mismo tiempo. 

Gmail y Google Drive

Gmail y Google Drive

Ahora que ya hemos comprimido en una carpeta un poco más pequeña todo lo que queremos mandar, si todavía es un paquete muy grande para mandar de forma sencilla por correo, toca recurrir a las plataformas de almacenamiento en la nube. Para los usuarios de Gmail, Google Drive es una de las primeras opciones. 

Google ofrece 15GB gratis a todos los usuarios con una cuenta de Google en los que se guardan los archivos subidos a Google Drive, las fotos guardadas en Google Fotos y los emails recibidos y enviados en Gmail. Con este espacio disponible y gestionado entre las tres aplicaciones podemos enviar los archivos por correo. Si necesitas más capacidad, puedes optar por activar una suscripción de pago.

Desde Gmail, si un archivo es muy pesado, la primera opción que se ofrece al usuarios es subirlo a Drive y compartir un enlace para que la otra persona lo vea y descargue. Cuando sepas que se ha descargado y la otra persona ya ha recibido lo que le querías mandar de forma íntegra, recuerda borrarlo de tu cuenta de Drive para conservar lo más limpios posibles esos 15 GB gratuitos de espacio.

Mail Drop e iCloud

iCloud

En el caso de Apple, sus usuarios cuentan con la posibilidad de cargar archivos de gran tamaño a los emails a través de iCloud. Allí se encriptan y se almacenan durante 30 días. El límite por archivo es de 5 GB, pero el total es de 1 TB por usuario.

Al igual que en Google Drive, este sistema manda el archivo con un enlace para los usuarios que no tengan cuenta de Mail Drop para que lo descarguen. Pero si son también usuarios de Mail les aparecerá el archivo en el correo de forma habitual, como si fuera un archivo de poco tamaño.

Para activar esta función primero hay que activarlo en el menú de Mail, dentro de la sección de Preferencias, después Cuentas, Información de la cuenta y por último activamos Enviar archivos adjuntos grandes con Mail Drop. Una vez activado, ya se puede utilizar esta función desde cualquier mail al que queramos adjuntar un archivo, el sistema nos preguntará si queremos usar Mail Drop.

Amazon Drive

Amazon Fotos

Amazon

Teniendo en cuenta que Google ha establecido un nuevo límite de espacio para Drive de 15GB. Para aquellos usuarios que necesiten más espacio de almacenamiento en la nube y mandar archivos de gran tamaño con frecuencia, se presenta la necesidad de encontrar otros servicios que sirvan de alternativa. 

Si ya eres suscriptor de Amazon Prime para hacer compras en la tienda online, o disfrutar de las películas y series de Prime Video entre otros servicios que ofrece Amazon, parece natural aprovechar la plataforma Amazon Drive. Puede que sea uno de los servicios menos aprovechados, pero que todos sus suscriptores están pagando. 

Son 5GB de almacenamiento compartido con Amazon Fotos que pueden ayudar en un momento puntual que queramos mandar algún archivo de gran tamaño y en Google Drive u otros servicios no nos quepa. También es posible contratar un plan de pago adicional para esta plataforma si queremos ampliar ese espacio.

Eres cliente de Amazon Prime o te estás planteando serlo, pero ¿realmente conoces todos los servicios que puedes usar con ese dinero que pagas cada mes? Aquí los tienes todos.

WeTransfer

wetransfer

Existe otra opción diferente a los servicios de almacenamiento en la nube como Google Drive, Dropbox o Amazon Drive que permiten guardar fotos, video y todo tipo de archivos, además de compartirlos. La alternativa son las plataformas como WeTransfer, perfecta para mandar de forma rápida archivos de gran tamaño de un correo a otro. 

De forma gratuita esta plataforma nos permite mandar hasta 2GB de tamaño. Su éxito reside en la sencillez de su sistema. Entras en la web, indicas el destinatario y emisor del mensaje, redactas el correo como siempre y adjuntas los archivos. 

WeTransfer lo envía todo en tu nombre y da un plazo de una semana para que la otra persona pueda descargar el contenido. Además, ahora puedes cambiar la opción del email por un enlace que puedes pasar a la otra persona y con él descargarlo.

Si necesitas enviar archivos grandes, WeTransfer es el mejor servicio que vas a encontrar: permite mandar ficheros de gran tamaño sin registrarse y solo con el correo.

TofeeShare

TofeeShare

Muy similar a WeTransfer es TofeeShare, pero con la importante diferencia de que no tiene límite. Puedes enviar archivos de cualquier tamaño y no se produce ningún almacenamiento del mismo entre el destinatario y el emisor. El contenido se manda a través de P2P, un modelo de comunicación descentralizado, sin un servidor central, en el que cada parte o usuario actúan por igual y pueden tener la función de servidor o de cliente.

Su única limitación es que este archivo o carpeta con varios de gran tamaño solo se puede enviar a un destinatario, no podemos mandarlo a varias personas al mismo tiempo. Aún así, es un sistema gratuito y fácil de usar que puede dar mucho juego.

El archivo se comparte con un enlace o código QR y su descarga está disponible mientras la ventana del navegador permanezca abierta. No es un sistema muy práctico en este aspecto, pero facilita mandar archivos de gran tamaño  y de forma gratuita. 

También se comprometen con la privacidad del usuario, cifrando el contenido de extremo a extremo. TofeeShare asegura en su normas de privacidad que no almacena ningún dato, que cumple con la ley europea GDPR. La web únicamente realiza un seguimiento del número de visitantes, pero de forma anónima, por lo que podemos estar tranquilos.

Smash

Smash

La última alternativa que te proponemos, aunque eso no significa que sea la peor, es Smash. Esta plataforma se financia con varios planes de pago, pero cuenta con una versión gratuita muy interesante. Además su interfaz no puede ser más sencilla. 

A través de un email, con un enlace o por Slack, Smash permite subir un archivo sin límite de tamaño y mandarlo a otra persona de forma rápida y fácil. En la versión de pago, el contenido se guarda en la nube durante 14 días para su descarga y si el archivo es superior a los 2 GB el envío deja de ser prioritario para el sistema, pero eso no significa que tarde mucho en llegar.

Ofrece también correo de confirmación para saber que la otra persona lo ha recibido y descargado. En cuanto a los métodos de seguridad, los envíos se pueden proteger con contraseña y están encriptados. Cuenta con aplicaciones para macOS, iOS y Android, es de las opciones más completas y gratuitas de envío.

Servicios como WeTransfer, Smash o TofeeShare para mandar los archivos sin almacenarlos en la nube hay muchos y muy interesantes. Sin embargo hay que tener mucho cuidado con las condiciones de privacidad, leer con detenimiento las normas de la plataforma y asegurarnos que lo barato no nos va a salir caro en temas de seguridad y privacidad.

Fuente: computerhoy